Tu amor cambió mi vida, la cambió para bien. Tu amor me hizo tener esperanzas y ser feliz. Gracias por darme tu amor y por quererme tal y como soy. Te amo mi amor.

Aprendo cada día que estar contigo es la fortaleza de mi vida. Por todo lo que me das, por todo lo que representas, por tu amor incondicional… ¡Muchas gracias!

No puedo encontrar las palabras correctas para expresar mi profunda gratitud, pues lo que te debo es infinito. Gracias

Aunque estés lejos, mi corazón nunca olvidará que somos amigos y que estamos unidos por miles de aventuras y desafíos que supimos vencer juntos. Desde aquí te agradezco por siempre tener una palabra de aliento, por siempre tenderme una mano y por tener una sonrisa para mí cuando lo he necesitado. ¡Gracias por existir!

Tu amistad es un gran valor y agradecerla demuestra el orgullo que siento de poder contar con ella.

¡Gracias por hacerme sentir como en casa, por tu atención y hospitalidad!

Gracias por venir, tu presencia ha sido muy valiosa para mí.

Gracias por recibirme, tu tiempo y compañía han sido muy valiosos para mí.

Por ese amigo que siempre ha cargado a mi lado mis problemas, con quien siempre comparto risas, alegrías y tristezas, gracias, gracias por compartir conmigo esta vida y todos los años que están por venir.

Quiero agradecerte todo lo que has sacrificado por mí, reconozco tu esfuerzo y amor incondicional.

Entiendo el verdadero valor de la gratitud cuando amanezco agradeciendo por aquellas cosas cotidianas de la vida: hoy doy gracias a Dios por tus consejos, tu cariño y tu existencia.

Todos los días son un buen día para agradecer tu amor, cariño, bondad y generosidad. ¡Gracias!

Te admiro por ser un ejemplo a seguir, por darme razones para ser feliz y sobre todo por dar todo por mí. Muchas gracias.

Agradezco a Dios por mi familia y por la fortaleza que nos ha permitido construir un hogar armonioso, feliz y donde se hacen realidad todos nuestros sueños.

Las palabras que busco no existen, pues mi agradecimiento hacia ti no tiene comparación.

Por un momento sentí que el mundo entero se venía sobre mí y llegaste tú para rescatarme. Gracias por siempre estar en los momentos en los que más te necesito.

Aunque no lo diga, mi corazón recuerda cada gesto amable, cada favor y cada sonrisa que alegró mi vida. Gracias a todos ustedes, estaré eternamente agradecido.

Gracias por unos días muy agradables al lado tuyo y de tu familia, la compañía fue fabulosa y me hicieron sentir como en casa. Recordaré este grato momento con gran felicidad.

Tu atención a cada detalle, tu cariño y este sentimiento tan especial que nos une hace sonreír mi corazón. ¡Gracias!

Muchas veces los detalles pequeños son los más valiosos, gracias por darme tanto, has tocado mi corazón y mi vida como nadie más lo ha hecho.

He atravesado momentos muy difíciles, pero habrían sido imposibles de superar si no hubiera contado con tu ayuda y compañía, no sabes lo mucho que esto ha significado para mi ¡Gracias infinitas!

Queremos agradecerte por tu esfuerzo constante, tu dedicación y por la pasión con la que cada día enfrentas los nuevos retos. ¡Es un orgullo que seas parte de nuestro equipo!

Gracias por el excelente trabajo que has desempeñado, sin tu ayuda y sacrificio este proyecto no habría sido posible ni habría resultado tan perfecto ¡Muchas gracias y sigue así!

Gracias por compartir con nosotros toda tu creatividad, energía y buena disposición. Tu labor en esta empresa es fundamental para sacar adelante todos los proyectos que queremos desarrollar ¡Gracias por tu maravillosa labor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed